sábado, 15 de junio de 2019

VENG paraliza el programa de acceso al Espacio

Sigue a continuación una nota publicada el 13 de junio en el portal LATAMSATELITAL, destacando el actual estado de parálisis en el que se encuentra el programa de acceso al espacio a causa de la falta de presupuesto.

VENG PARALIZA EL PROGRAMA DE ACCESO AL ESPACIO

Durante 2019 la empresa estatal VENG no realizará inversiones significativas y suspende la construcción del Centro Espacial Manuel Belgrano. Nueva orientación a la venta de imágenes y servicios. El personal de la empresa se redujo de 520 a 460 personas en un año.


El Ministerio de Hacienda de la Argentina, a cargo de Nicolás Dujovne, aprobó, mediante la resolución 496/2019, el Plan de Acción y Presupuesto para el ejercicio 2019 de VENG Sociedad Anónima, empresa controlada por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) organismo descentralizado actuante en el ámbito de la Secretaría de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. El Plan aprobado no contempla nuevas inversiones en los proyectos de acceso al Espacio y establece una reorganización de la empresa enfocándola en servicios de ingeniería y la comercialización de los datos de la misión SAOCOM de CONAE.

Como brazo ejecutor de CONAE en los desarrollos de acceso al Espacio, VENG se encontraba trabajando en el programa ISCUL (Inyector Satelital de Cargas Útiles Livianas) que comprende el desarrollo de los vehículos Tronador II y Tronador III, con capacidad de lanzar a órbita LEO de 500 km de altura hasta 250 kg y 1.000 kg de carga útil respectivamente.

VENG fue fundada en el año 1998 estimándose inicialmente una inversión necesaria de USD300 millones para desarrollar capacidades autónomas de orbitar cargas útiles hasta 250kg. La primera fecha planificada fue el año 2003. La empresa recién en el año 2007 comenzó a tener actividad efectiva y el financiamiento para el proyecto ISCUL se concreta con la transferencia en el año 2012 de la CONAE de la Cancillería Argentina al entonces Ministerio de Planificación Federal, Inversión y Servicios Públicos a cargo de Julio de Vido.

Bajo esta nueva dependencia se avanzó en el desarrollo de vehículos experimentales VEx y se inició la construcción en el año 2013 del Centro Espacial Manuel Belgrano (CEMB) y, en el año 2014, el Centro Espacial Punta Indio (CEPI), ubicado en la localidad de Pipinas, provincia de Buenos Aires.

Los vehículos VEx-1A y VEx-1B fueron lanzados en el año 2014. La primera de estas pruebas, no pudo concretarse al no liberarse el cohete de la plataforma por un fallo en un punto de anclaje del sistema de liberación de tierra. La segunda prueba fue exitosa, realizándose un vuelo de 27 segundos que le permitió alcanzar una altura de 2.200 metros y de esta manera probar los sistemas de propulsión y el de navegación, guiado y control, todos desarrollados Argentina.

Como resultado de la experiencia del VEx-1B, se decide saltear los modelos VEx-2, VEx-3 y VEx-4, pasando entonces a desarrollar el VEx-5A. Este vehículo estaba destinado a probar varios elementos nuevos. Si bien se intentó lanzar el vehículo en el año 2015, el VEx-5A fue finalmente lanzado el 20 de abril de 2017 sin poder cumplir completamente la misión. A partir de entonces la actividad del proyecto ISCUL se estancó.

Actividad de la Empresa

Además del proyecto ISCUL, VENG también participa de la ingeniería, integración y ensayos de las misiones SAOCOM, así como también de la campaña de lanzamiento y la operación de los satélites. VENG también brinda servicios de segmento terreno a su accionista, incluyendo la instalación y puesta en marcha de la Estación Terrena de Tierra del Fuego y su futura operación.

Según la resolución del Ministerio de Hacienda, a partir del año 2019 la empresa tiene por objetivo comenzar a desarrollar su actividad comercial fuera del ámbito de la CONAE, para lo que está adecuando la estructura funcional de la empresa buscando desarrollar nuevas unidades de negocios.

Las metas establecidas para el ejercicio 2019 son similares a las del año anterior, pero se eliminó el avance en las instalaciones de lanzamiento en el Centro Espacial Manuel Belgrano, entre otros puntos.


Durante 2019 VENG participará de la operación de la Estación Terrena Córdoba (ETC) y del Laboratorio de Integración y Ensayos (LIE) en la provincia de Córdoba. También reforzará el grupo de CONAE en las tareas de ingeniería del proyecto SAOCOM y se encargará de la integración y ensayo de la antena SAR del SAOCOM-1B que sería lanzado a principios de 2020.

Como novedad respecto a los años anteriores, VENG comenzará a comercializar bienes y servicios a terceros:

- Venta de imágenes y aplicaciones a partir de la información de origen espacial
- Prestación de servicios de estaciones terrenas
- Servicios de tecnología aplicada para las industrias aeronáutica, petroquímica y metal mecánica

Presupuesto 2019

VENG, según el presupuesto aprobado, obtendrá ingresos en 2019 por $535 millones (USD12,16 millones), de los cuales $490 millones provendrán de CONAE (91,6%) y $45 millones (8,4%) de contratos, probablemente aún no firmados, con terceros no especificados. La empresa espera alcanzar una utilidad bruta de apenas $2,5 millones.

El presupuesto del año 2018 de VENG estipulaba ingresos por $803 millones, que al momento de aprobarse representaban USD40 millones. La comparación entre los distintos ejercicios de VENG no tendría mucho sentido ya que tiene como único cliente a su accionista, pero deja en evidencia el fuerte recorte presupuestario que afecta a las CONAE en los últimos años y la pérdida de valor de la moneda argentina tras la devaluación de 2018.

En 2019 VENG no prevé realizar inversiones significativas, según el presupuesto aprobado por Hacienda. Solamente se tomará como inversión $5 millones de pesos (USD113 mil) previstos como contraparte de una convocatoria para un proyecto de “Dispositivos Energéticos Espaciales”. La empresa tampoco tiene previsto endeudarse.

Actualmente en VENG trabajan 460 personas, de las cuales 403 tiene cargos profesionales y técnicos, 55 tienen cargos administrativos y 2 están catalogados como Obreros y Maestranza. La empresa tiene planificado mantener esta dotación sin alteraciones hasta finales de 2019. Respecto al Presupuesto 2018, aprobado en febrero de ese año, en VENG hay 60 personas menos, es decir, en poco más de un año su dotación se redujo en un 11,5%.

Los gastos por remuneraciones para el 2019 ascenderán a 418 millones de pesos, lo que representa el 85% de los ingresos que la empresa tiene planificado obtener de CONAE.


Comentario: A pesar de que la nota publicada en el portal Latamsatelital hace referencia a la falta de presupuesto que afecta al programa de acceso al espacio durante el año en curso, la realidad es que el mismo se encuentra en estado de parálisis y sin presupuesto desde la llegada al gobierno de la alianza Cambiemos, la cual no ha demostrado el más mínimo interés en desarrollar la tecnología espacial nacional, habiendo suspendiendo también el desarrollo del Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones (SSGAT), desatendiendo así una política de Estado e incumpliendo la Ley 27.208.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.