lunes, 13 de mayo de 2019

LIA Aerospace, la nueva startup local del sector espacial

Sigue a continuación una interesante nota publicada hoy en el portal LATAM SATELITAL, destacando la creación de una nueva startup local del sector espacial que se propone desarrollar medios propios de acceso al espacio para ofrecer servicios de satelización.

LIA AEROESPACE, LA STARTUP ARGENTINA QUE QUIERE ACCEDER AL ESPACIO

Fundada por Federico Brito (COO) y Dan Etenberg (CEO), LIA Aerospace busca desarrollar un vehículo con capacidad de carga de hasta 150 kg en órbita baja terrestre (LEO) antes que termine el año 2024.


La industria del acceso al Espacio está viviendo una revolución protagonizada por una larga lista de nuevas empresas que se vuelcan al desarrollo de lanzadores para carga útiles livianas. Algunas de ellas ya han mostrado grandes avances en sus proyectos. Una de las pioneras, Rocket Lab, ha conseguido lanzar hasta el momento seis misiones orbitales, cinco de ellas exitosas, situando 28 satélites en órbita.

En este contexto, la empresa argentina LIA Aerospace se ha planteado ser parte de este grupo de emprendedores del NewSpace y quiere sumarse a la carrera para acceder al Espacio y atender parte de la demanda del mercado para la puesta en órbita de satélites pequeños. Los fundadores de esta startup argentina son Federico Brito (COO), con experiencia en proyectos de propulsión en la exCITEFA, y Dan Etenberg (CEO), quien con anterioridad ha desarrollado micropropulsores en el ITBA. El objetivo de LIA Aerospace es ambicioso, pretende desarrollar un vehículo con capacidad de carga de hasta 150 kg en órbita baja terrestre (LEO) antes que termine el año 2024.

Ensayos de la primera etapa del proyecto de LIA Aerospace.

Para llegar al hito del lanzador orbital, la empresa ha diseñado un plan de tres instancias de las cuales ya ha completado la primera. La prueba exitosa del demostrador tecnológico de su motor cohete alimentado con propelentes hipergólicos, realizada a mediados de 2017, constituye el primer paso hacia el desarrollo del vehículo orbital Procyon. En esta primera fase se ha validado la tecnología para utilizar peróxido de hidrógeno como oxidante, que tiene la ventaja de poder almacenarse a temperatura ambiente. El motor ensayado ha logrado desarrollar un empuje de 18 kilonewtons y la prueba ha permitido, además, validar los sistemas de telemetría y control remoto.

El segundo paso definido por la empresa comprende el desarrollo de un cohete suborbital de una sola etapa que tendrá la capacidad de exponer al ambiente de microgravedad una carga de 30 kg durante un tiempo de 4 minutos. Este vehículo, denominado Zenit, contará con un motor bipropelente alimentado con un sistema de helio presurizado y tendrá un tiempo de encendido de 85 segundos. LIA Aerospace espera poder probar en vuelo al Zenit a fines del año 2021.

Si todos los planes avanzan según lo esperado, a fines del año 2024 se realizará el primer vuelo del lanzador Procyon, con capacidad de carga de hasta 150 kg en LEO. El Procyon es un cohete de dos etapas, la primera cuenta con 9 motores turboalimentados y, la segunda, con un motor alimentado a presión. En ambos casos se utilizará la tecnología bipropelente que deberá probarse en el vehículo suborbital Zenit.


“Los lanzamientos suborbitales para ensayos de microgravedad se venderán a un precio de 12.000USD/kg con un estimativo de 8 lanzamientos por año, y los servicios de puesta en órbita LEO a 25.000USD/kg, con 10 lanzamientos al año” afirmó Dan Etenberg en diálogo con Latam Satelital. “Estimamos que el equipo deberá estar compuesto por un total de entre 50 y 60 personas para llevar a cabo la segunda etapa”, agregó en referencia al desarrollo del lanzador orbital.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.