viernes, 17 de abril de 2020

Un proyecto de ley busca evitar la muerte del Programa de Acceso al Espacio

UN PROYECTO DE LEY BUSCA EVITAR LA MUERTE DEL LANZADOR SATELITAL TRONADOR

Se trata del proyecto de ley 4522-D-2019 presentado en septiembre de 2019 por el diputado Rodriguez Rodrigo Martín con la intención de evitar la cancelación definitiva del Proyecto Tronador, cuyo objetivo es que país cuente con un lanzador satelital propio.

Preparativos para el lanzamiento del Vex5 en abril de 2017.

Según se detalla en el proyecto de ley "Argentina ya invirtió alrededor de 400 millones de dólares para alcanzar la autonomía en el acceso al Espacio, pero no hay una fecha certera ni una inversión restante estimada para completar el desarrollo de los proyectos Tronador-II y Tronador-III."

PROYECTO DE LEY

Expediente 4522-D-2019
Sumario: DECLARAR DE INTERES NACIONAL Y POLITICA DE ESTADO DE PRIORIDAD NACIONAL, EL ACCESO AL ESPACIO DESDE EL TERRITORIO ARGENTINO MEDIANTE VEHICULOS ORBITALES DISEÑADOS Y FABRICADOS EN EL PAIS.
Fecha: 25/09/2019

El Senado y Cámara de Diputados...

ARTÍCULO 1°- Declárase de interés nacional y política de Estado de prioridad nacional el Acceso al Espacio desde el territorio argentino mediante vehículos orbitales diseñados y fabricados en el país.

ARTÍCULO 2°- Se establece el año 2021 como plazo máximo para que la empresa de capital estatal Vehículo Espacial de Nueva Generación Sociedad Anónima (VENG S.A.) desarrolle el vehículo orbital Tronador-2 con la capacidad de colocar en la órbita baja de la Tierra 300 kilogramos de carga útil.

ARTÍCULO 3°- Se establece el año 2023 como plazo máximo para que la empresa de capital estatal VENG S.A. desarrolle el vehículo orbital Tronador-3 con la capacidad de colocar en la órbita baja de la Tierra 1.000 kilogramos de carga útil.

ARTÍCULO 4°- VENG S.A. deberá presentar para aprobación del Honorable Congreso Nacional el Plan Nacional de Acceso al Espacio para el período 2020-2025, del cual deberá presentar anualmente el estado de avance y cumplimiento de los proyectos estipulados.

ARTÍCULO 5°- Cualquier acto o acción que limite, altere, suprima o modifique el destino, disponibilidad, titularidad, dominio o naturaleza de los recursos esenciales que pertenezcan o sean asignados a la empresa VENG S.A. requerirá autorización expresa del Honorable Congreso de la Nación.

ARTÍCULO 6°- La transferencia y/o cualquier otro acto o acción que limite, altere, suprima o modifique su destino, titularidad, dominio o naturaleza del capital social de la empresa Vehículo Espacial de Nueva Generación Sociedad Anónima (VENG S.A.) requerirá la autorización expresa del Honorable Congreso de la Nación Argentina.

ARTÍCULO 7°- Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional

FUNDAMENTOS

Señor presidente:

El presente proyecto de ley tiene por objeto establecer lineamientos, objetivos y plazos para que nuestro país alcance la autonomía en el acceso al Espacio en lo que respecta a cargas útiles livianas.

En el año 1998 la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) impulsó la creación de la empresa Vehículo Espacial de Nueva Generación Sociedad Anónima (VENG S.A.) para llevar adelante un proyecto de acceso al Espacio desde territorio argentino con vehículos orbitales de fabricación nacional.

Recién en el año 2007 la actividad de VENG tomo impulso en el marco del Plan Espacial Nacional 2005-2015 que contempló el programa Inyector Satelital Para Cargas Útiles Livianas (ISCUL) que tiene como finalidad la construcción del lanzador Tronador II, con capacidad de colocar en órbita polar hasta 300 kg a 600 km de altura.

En el año 2007 se realiza la prueba del Tronador I desde el Centro Espacial Manuel Belgrano ubicado en Coronel Rosales, provincia de Buenos Aires, convirtiéndose en el primer cohete del tipo sonda con motor de propelentes líquidos desarrollado y lanzado en el país.

Al año siguiente se realiza la prueba en vuelo del cohete Tronador IB de 1,5 toneladas de empuje, en este caso los propelentes utilizados fueron hidracina y ácido nítrico y el vehículo alcanzó una altura de 12 km. Tanto el Tronador I como el IB sirvieron para realizar las primeras pruebas de motores de propelentes líquidos, ensayo de estructura aerodinámica y validación de sistemas de navegación, guiado y control.

En el año 2011 se frustró la prueba en vuelo del cohete sonda Tronador 4000. Este vehículo, con una altura de 6 metros y empuje de 4 toneladas, sería el último diseñado para pruebas sin control activo de trayectoria. En año 2012, la CONAE deja de depender del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto pasando a la órbita del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios. Bajo esta nueva dependencia se fueron incrementando los fondos destinados a VENG S.A. continuándose con el desarrollo de vehículos experimentales VEx, con control de trayectoria, y comenzando la construcción, en el año 2013, del Centro Espacial Manuel Belgrano (CEMB) y, en el año 2014, el Centro Espacial Punta Indio (CEPI), en el partido homónimo, ambos en la provincia de Buenos Aires.

Los vehículos VEx-1A y VEx-1B fueron lanzados en el año 2014. Ambos contaron con motores hipergólicos de 4 toneladas de empuje. La primera de estas pruebas, realizada en el mes de marzo, no pudo concretarse al no liberarse el cohete de la plataforma por un fallo en un punto de anclaje del sistema de liberación de tierra. La segunda prueba, realizada en el mes de agosto del mismo año, resultó exitosa realizando un vuelo de 27 segundos que le permitió alcanzar una altura de 2200 metros y de esta manera probar los sistemas de propulsión y el de navegación, guiado y control, todos desarrollados en el país.

Como resultado de la experiencia del VEx-1B, se decide saltear los modelos VEx-2, VEx-3 y VEx-4, pasando entonces a desarrollar el VEx-5A que fue, luego de una serie de postergaciones, lanzado el 20 de abril de 2017 sin poder cumplir la misión. A los 8 segundos del despegue se detuvo la alimentación del motor debido a que un incendio, provocado por una fuga de kerosene, afectó las válvulas de combustible provocando la caída y consecuente explosión del vehículo sobre la plataforma de lanzamiento.

En el año 2014 se anunció la fase II del programa ISCUL que consiste en el desarrollo del lanzador Tronador-3. Esta evolución comprende un lanzador de 2 etapas con la capacidad de colocar hasta 1.000 kg de carga útil en órbita baja terrestre. Luego del ensayo del Vex-5A no hubo más pruebas del proyecto de acceso al Espacio de VENG S.A.

Con la asunción de la alianza Cambiemos a la administración del Estado nacional se produjo un quiebre y cambio de rumbo en el conjunto de las políticas públicas, sostenida en un criterio fiscalista que provocó el ajuste presupuestario de todas las áreas. En ese sentido, el presupuesto de la empresa estatal, al igual que el de CONAE, se redujo desde el año 2016 dejando al proyecto paralizado en los últimos dos años. Argentina ya invirtió alrededor de 400 millones de dólares para alcanzar la autonomía en el acceso al Espacio, pero no hay una fecha certera ni una inversión restante estimada para completar el desarrollo de los proyectos Tronador-II y Tronador-III.

Por todo lo expuesto, reafirmando la necesidad garantizar el desarrollo de la industria nacional y la industria espacial que garanticen la soberanía satelital, solicito a mis pares su acompañamiento para la aprobación del presente proyecto de ley.



Comentario: Estimado Lector. De la misma manera que sucedió durante la década del 90 con el proyecto Cóndor, cancelar el Programa de Acceso al Espacio significaría volver a repetir una lamentable historia, y sería además una muestra de la miopía y estupidez que nos caracteriza como una sociedad que persiste en repetir los errores del pasado. El Plan Espacial Nacional 2016-2027 se sustenta por completo en los satélites de arquitectura segmentada. Carecer de un lanzador satelital propio lo invalida por completo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.