miércoles, 7 de enero de 2015

Con el ARSAT-1, "la Argentina ingresa a la economía del espacio"

Sigue a continuación una entrevista realizada por el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) al Dr. Mohamed B. Argoun, en la cual el científico destaca el nivel de desarrollo alcanzado por la industria espacial local.

CON EL ARSAT-1, "LA ARGENTINA INGRESA EN LAS FILAS DE LOS PAÍSES MÁS AVANZADOS EN TECNOLOGÍA ESPACIAL DEL MUNDO. INGRESA A LA ECONOMÍA DEL ESPACIO"

El Dr. Mohamed B. Argoun es doctor en Ingeniería Mecánica de la Universidad de Toronto y Licenciado en Ingeniería Aeroespacial de la Universidad de El Cairo. Actualmente es profesor de Dinámica y Control de los Sistemas Aeroespaciales en el Departamento de Ingeniería Aeroespacial de la misma Universidad. Entre 1997 y 1999 participó activamente en el establecimiento del Programa Espacial Egipcio y fue su primer Director desde sus inicios en 1998 hasta el 2008. Durante el período comprendido entre 1998 y 2003 fue Secretario General del Consejo de Investigaciones Espaciales de Egipto, un organismo encargado de establecer la estrategia y la política espacial de dicho país. Durante igual período presidió la prestigiosa División de Estudios Estratégicos y Ciencias Espaciales de la Autoridad Nacional de Sensores Remotos y fue el administrador del proyecto Egyptsat-1, el primer satélite de teledetección egipcio. El Dr. Argoun está activamente interesado en las políticas y estrategias espaciales de las naciones emergentes y, en particular, en el desarrollo de satélites pequeños. En diálogo con el Director General del OETEC, Federico Bernal, su enriquecedora opinión sobre la tecnología espacial en el mundo, sus orígenes y situación actual, así como lo atinente al lanzamiento del ARSAT-1 y la Ley Argentina Digital.

1) ¿Podría describir brevemente la importancia de la tecnología satelital?

La importancia de la tecnología espacial surge del hecho de que básicamente es la madre de toda la ciencia y la tecnología modernas. En cada fase del progreso científico del mundo (aproximadamente cada treinta años) surge una tecnología que resulta ser la tecnología madre o la tecnología maestra. De ella surgieron todos los desarrollos en otras áreas. Así fue por ejemplo con la aviación a principios del siglo XX (1903 hasta aproximadamente 1933 cuando el transporte aéreo comenzó a convertirse en una industria), la energía nuclear desde los años treinta hasta mediados de los años cincuenta. Luego vino la era del espacio, desde 1957 hasta aproximadamente 1989. Por fuera del paraguas de la tecnología espacial y de la necesidad de operar satélites que están a miles de kilómetros de distancia, surgieron las ciencias relacionadas con la energía solar, las comunicaciones, las computadoras, los avances en óptica y el control automático. De modo que para que cualquier país se posicione en el ámbito de la ciencia y la tecnología, debe ingresar primero al sector espacial.

2) ¿Cómo está la industria aeroespacial en el mundo de hoy (principales países y programas)?

Las principales potencias industriales se dieron cuenta de esto muy pronto. Así que Francia, China, Gran Bretaña, Japón e India, además de los Estados Unidos y la Unión Soviética, establecieron sus propias industrias espaciales integradas con todas las tecnologías mencionadas previamente. Todos esos países, además de adquirir la capacidad de fabricar todos los tipos de satélites, también poseían la capacidad de lanzarlos al espacio, es decir, la industria de lanzamiento espacial. Los países industriales más pequeños que no necesitaban ni poseían capacidad para lanzar satélites fabricaron los satélites y sus componentes. Estos son los países como Alemania, Italia, Austria y la República Checa.

3) ¿Fue importante el giro del sector desde lo militar a lo civil?

Desde el colapso de la Unión Soviética en 1989 y el fin de la guerra fría, la tecnología espacial comenzó a avanzar más dentro del ámbito civil. Muchos países más pequeños se interesaron en ingresar al sector espacial. También ayudó la aparición de pequeños satélites y sus tecnologías más baratas pero probadas y confiables. La disponibilidad de misiles de la Unión Soviética de la época de la guerra fría convertidos en lanzadores espaciales, permitió que los países más pequeños pusieran sus cargas espaciales en órbita a precios asequibles. Entre los países que aprovecharon tempranamente estos acontecimientos se encuentran las naciones recientemente industrializadas de Corea del sur y Sudáfrica. Poco después Corea del sur se convirtió en exportador de satélites y en fabricante para otros países. Pero eso fue principalmente porque Corea del sur contaba con una base industrial mucho antes de la aparición de la tecnología espacial asequible en la escena industrial. La Argentina y Pakistán hicieron sus propios satélites SAC-A y B y Badr-A y B. El foco aquí era llegar a ponerlos en órbita y estar en el espacio como una señal de prestigio y una fuente de orgullo nacional. Egipto, Argelia, Nigeria se unieron a las naciones espaciales de África en los primeros años del siglo XXI. Pero en general, estos programas no se adentraron mucho en la industria espacial con la fabricación de los componentes y la construcción de satélites en serie.

4) ¿Por qué en los últimos años hemos asistido a varios ejemplos de programas gubernamentales de desarrollo satelital en los países en desarrollo?

Este fenómeno comenzó alrededor de 1992, tras colapsar la URSS y con el final de la guerra fría. Desde entonces algunos aspectos de la tecnología espacial estuvieron relativamente disponibles para países pequeños en vías de desarrollo a través de programas de transferencia tecnológica. Los siguientes factores ayudaron a esta ola de interés por la tecnología espacial: a) Varias universidades y empresas occidentales y de la ex Unión Soviética encontraron beneficioso ofrecer tales programas de adquisición de tecnología espacial; b) Los países con tecnología espacial desarrollada y hasta las Naciones Unidas alentaron, a través de sus conferencias, el intercambio de tecnología espacial y la construcción de pequeños satélites para aplicaciones civiles; c)Dos nuevos desarrollos tecnológicos hicieron que adquirir la tecnología fuera más fácil y más barato: i)La aparición de pequeños satélites como instrumentos viables para aplicaciones espaciales como los sensores remotos; ii) La capacidad para construir estos satélites pequeños con componentes estándar (COT por sus siglas en inglés) que son más baratos y resultan más rápidos en el ciclo de desarrollo; y d)La aparición en el mercado de misiones de lanzamiento de bajo costo mediante la utilización de misiles convertidos, provenientes de la era de la guerra fría, como vehículos de lanzamiento. Todos los factores citados alentaron a los países recientemente industrializados o en desarrollo a entrar en el campo espacial y tratar de ser dueños y lanzar sus propios satélites.

5) La Argentina lanzó y puso en órbita el ARSAT-1 en octubre del año pasado (2014). ¿Qué opinión le merece este hito?

Déjeme primero felicitarla personalmente y al pueblo de Argentina por el gran logro del exitoso lanzamiento del ARSat. Este satélite (grandes comunicaciones) marca un paso importante en el desarrollo de programas espaciales para todas las naciones desarrolladas y semi-industrializadas. Permítanme también transmitir mi deseo de que los esfuerzos de su país en documentar, discutir y escribir acerca de este programa estén avanzando por el buen camino. Estoy escribiendo un libro sobre la evolución de los programas espaciales en varios países en desarrollo y la experiencia de la Argentina será importante en ese sentido.

6) Existen muy pocos países en el mundo capaces de fabricar los satélites del tamaño del ARSAT-1. ¿Cuál es la importancia de pertenecer a este selecto grupo de países?

La principal característica distintiva del ARSAT-1 es que es un satélite de comunicaciones. Estos son satélites grandes y mucho más complejos que los pequeños satélites de teleobservación con los que todos los países en desarrollo comenzaron sus programas espaciales. La mayoría de las naciones que van accediendo al espacio avanzaron a la segunda fase de sus programas desarrollando sus propios satélites de detección remota (pequeños). Algunos tenían satélites más avanzados y más desarrollados que otros. Pero normalmente ningún país avanzó desde los satélites de teleobservación hasta los satélites de comunicaciones en un solo paso. Como sea, la importancia de unirse a este selecto grupo de países es que la Argentina ingresa en las filas de los países más avanzados en el dominio de la tecnología espacial; esto significa disponer y desarrollar la capacidad para ocupar un puesto en la economía del espacio. Es decir, en la fabricación de satélites propios, exportación de satélites y de conocimientos a otros países, ampliando el sector de servicios en su propio territorio, y así sucesivamente. Así que se trata en realidad de llegar primero y subir otro peldaño en la escalera de la economía global del espacio.

7) El gobierno nacional de mi país elaboró un nuevo marco regulatorio para las telecomunicaciones denominado Argentina Digital. Cuál es su opinión acerca del control del espacio aéreo en telecomunicaciones.

La pregunta acerca de quién es el dueño de los medios de telecomunicaciones del espacio (como la cuestión de quién es el dueño del aire en los comienzos de la radiodifusión) es una cuestión política y no técnica. Este problema sucede repetidamente en todos los países que lanzan satélites de comunicaciones. Por supuesto que el gobierno posee el satélite pero... ¿quién es el dueño de las ondas que transmiten las emisiones de TV? Aunque el gobierno posea el satélite, el sector privado vendrá a alquilar o a comprar canales y transmitirán lo que les plazca. A menos que por supuesto haya una Carta que organice y regule el contenido. Y esto obviamente es un asunto político del propio país. En cuanto a los usos de la sección principal de la capacidad de los satélites que estará en manos del gobierno y aquello que se puede hacer con ella, le invito a revisar la experiencia de la India que implementó el mayor programa de servicios sociales mediante comunicaciones por satélite.

Fuente: OETEC

2 comentarios :

  1. Esta nota es joda, no? Qué corno será el OETEC y cuál relevancia puede tener la opinión de un tipo más del montón como ese tal Mohamed B. Argoun??? En fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado lector,

      Le rogamos tenga a bien moderar su lenguaje de manera tal de adecuarlo a las normas mínimas y elementales de la buena educación, premisa fundamental para que un comentario sea publicado.

      Saludos cordiales

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.