lunes, 13 de junio de 2016

Continúa la controversia sobre el ARSAT-2

Sigue a continuación parte de una nota publicada hoy en LATAM SATELITAL, destacando la controversia desatada por las nuevas autoridades de ARSAT respecto a la comercialización de los servicios del satélite geoestacionario de comunicaciones ARSAT-2.

¿ESTABA VACIO?

El cambio de autoridades a fines de 2015 en ARSAT, como consecuencia de la asunción del gobierno de Cambiemos, envolvió la gestión del operador estatal argentino en fuertes polémicas.


Las nuevas autoridades declararon en febrero de 2016 que el satélite ARSAT-2 se encontraba vacío, sin clientes ni gestiones comerciales. Sobre esta base se decidió también frenar el Plan Satelital Geoestacionario Argentino, cuyo primer desarrollo previsto es la misión ARSAT-3, planificada para ocupar también la posición 81° Oeste con servicios en Banda Ku y Ka, ya que esta misión debía financiarse con los ingresos de los dos satélites de la flota de ARSAT.

Por otra parte, Matías Bianchi, Presidente de ARSAT hasta fines de 2015, declaró en varias oportunidades que la empresa tenía planificado para 2016 la migración al ARSAT-2 de servicios que el operador estatal brindaba sobre la capacidad de terceros, por el equivalente al 30% del nuevo satélite. Incluso consideró que este proceso tenía que comenzar en los primeros meses de 2016.

El anuncio realizado en estos días por la actual conducción de la empresa respecto a la comercialización del 30% de la capacidad de ARSAT-2 confirma lo expresado por Bianchi, revelando que efectivamente ARSAT venía desarrollando las gestiones comerciales necesarias desde antes del cambio de autoridades.

En Canadá, distinta vara

Hace algunas semanas el operador satelital estatal anunció también la inminente venta de servicios en Canadá, sobre la capacidad en América del Norte disponible en ARSAT-2 en Banda Ku. No se aclaró si esta posibilidad se encuentra o no relacionada con el acuerdo firmado entre ARSAT y Telesat, operador canadiense con una importante flota internacional, en tiempos de Guillermo Moreno, Secretario de Comunicaciones en los primeros años del gobierno de Néstor Kirchner. Este acuerdo fue fuertemente cuestionado en su momento por los medios de comunicación de la Editorial Perfil. El cuestionamiento se basó en el precio pagado por ocupar la posición 81° Oeste con el fin de protegerla y el precio del Mhz en el acuerdo con Telesat.

Telesat tiene gran cantidad de capacidad satelital sobre su territorio. Según informó la empresa para el primer cuatrimestre de 2016, el 93% de la capacidad sobre Canadá se encontraba utilizada así como el 65% en el caso de la capacidad en la flota internacional. Ofrecer servicios en Canadá sin la intervención de Telesat parece algo complejo para un operador como ARSAT que recién en 2015 salió de las fronteras nacionales.

Ley 27.208

Salvando la polémica respecto a la ocupación del ARSAT-2, queda el interrogante respecto de la continuidad del Plan Satelital Geoestacionario Argentino, aprobado en 2015 por el Congreso Argentino.

La suspensión de este plan impactaría directamente en cientos de empleos calificados en la empresa de tecnología INVAP, contratista principal de ARSAT-1 y ARSAT-2, así como en decenas de PyMEs de base tecnológica.

Si el motivo de la suspensión de ARSAT-3 es, como se dijo, la falta de clientes en ARSAT-2, el obstáculo estaría superado con la comercialización del 30% de su capacidad, tal como lo había anunciado Bianchi, permitiendo a la empresa estatal reanudar el desarrollo del primer satélite planificado en el Plan Satelital Geoestacionario Argentino 2015-2035.


Comentario: Bien lector, más allá de las declaraciones efectuadas por las nuevas autoridades de ARSAT, la realidad es que no han hecho más que continuar algunos de los proyectos que la empresa estatal ya venía ejecutando, pretendiendo venderlo como un logro propio. Otros proyectos, en cambio, como el ARSAT-3, fueron directamente suspendidos aduciendo razones bastante dudosas. Cada uno que saque sus propias conclusiones.

1 comentario :

  1. Mi experiencia personal con Arsat es que hace un año y medio cuando quisimos contratar sus servicios no se interesaron en vendernos nada. Parece que se dedicaban a desarrollar muchos productos pero no querian comercializarlos :-S. Para mi esta mas que bien que los obliguen a generar sus propios ingresos, sea con proyectos heredados o con los nuevos. Argentina en el espacio no generen controversia donde no la hay.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.