lunes, 12 de septiembre de 2016

Científicos locales trabajan en el desarrollo de magnetómetros para satélites

Sigue a continuación una breve entrevista a César Bertucci, publicada el día 8 de septiembre en el portal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), destacando el trabajo de un grupo de científicos locales en el desarrollo de magnetómetros, con el objetivo de que puedan ir a bordo de los futuros satélites argentinos.

EL ESTUDIO DE LOS FENÓMENOS FÍSICOS EN EL ESPACIO PERMITE CONOCER CÓMO LAS PARTÍCULAS Y CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS DEL SOL AFECTAN LA ATMÓSFERA DE UN PLANETA

El estudio de los fenómenos físicos en el espacio permite conocer cómo las partículas y campos electromagnéticos del Sol afectan la atmósfera de un planeta.

César Bertucci, ganador del Premio Houssay en el área de Ciencias
de la Tierra, del Agua, de la Atmósfera y Astronomía.

El Sol no es sólo una fuente de luz y calor. La estrella más próxima es también el lugar desde donde sopla el llamado ‘viento solar’. A diferencia de los vientos que soplan sobre la superficie de la Tierra, el viento solar está compuesto por partículas cargadas, positiva y negativamente, y esto hace que sus movimientos puedan ser alterados por campos eléctricos y magnéticos en el espacio entre el Sol y los planetas. La Tierra, por ejemplo, posee un campo magnético lo suficientemente intenso como para proteger a su atmósfera de la ‘erosión’ que produce este viento.

En otros planetas, como Marte, la ausencia de campo magnético permitió que el viento solar se lleve, a lo largo de varios miles de millones de años, una cantidad importante de agua, lo que hizo que se convirtiera en un lugar hostil para la vida tal como se conoce.

César Bertucci, investigador independiente del CONICET en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio (IAFE, CONICET-UBA), y reciente ganador del Premio Houssay en el área de Ciencias de la Tierra, del Agua, de la Atmósfera y Astronomía, analiza estas variables de los ambientes alrededor de los planetas. Sus hallazgos en materia de plasmas y electromagnetismo planetario lo han llevado a trabajar con la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) en misiones espaciales tales como Mars Global Surveyor (alrededor de Marte), y Cassini Huygens (actualmente alrededor de Saturno).

Sonda Cassini. Foto: gentileza NASA/JPL-Caltech.

En la actualidad desarrolla, junto con su grupo de investigación, sistemas de calibración y sensores magnéticos -magnetómetros-, que puedan adosarse a nanosatélites para estudiar el entorno terrestre y su interacción con el viento solar.

“Cada vez más gente trabaja en la meteorología del espacio –space weather-, que analiza el impacto que tienen algunos fenómenos transitorios que ocurren en el Sol y se propagan a todo el sistema solar. Cuando estos eventos impactan en la Tierra, muchos sistemas tecnológicos como satélites o tendidos eléctricos pueden dañarse y afectar nuestra vida cotidiana. En consecuencia, la actividad del Sol tiene consecuencias sobre la vida humana y recién ahora buscamos cuantificar, predecir y mitigar esos efectos”, explica.

¿Qué parámetros se estudian de los ambientes que rodean a los planetas?

Se analizan tanto las propiedades de las partículas -densidad, velocidad de iones y electrones- como las de los campos, eléctricos y magnéticos. Nosotros nos especializamos en el estudio de estos últimos. Las mediciones son provistas por instrumentos similares a las brújulas, los magnetómetros, que son montados sobre satélites que se envían a orbitar alrededor de los distintos planetas del sistema solar, incluyendo la Tierra. Estas mediciones se reciben por antenas, como la de la ESA en Malargüe, Mendoza, y luego son procesadas y analizadas por grupos como el nuestro con ayuda de herramientas teóricas que nos da la rama de la física de plasmas. 

¿Qué importancia tiene el estudio de los campos magnéticos?

En el viento solar, el campo magnético es el gran ordenador del movimiento de las partículas que lo conforman, principalmente protones y electrones. De ahí que, midiendo los campos magnéticos, podemos saber cómo se están moviendo esas partículas y así estimar si un planeta está perdiendo su atmósfera por la erosión del viento solar o no. Es tal la importancia del estudio de los campos magnéticos que no hay satélite destinado a estudiar el ambiente espacial que no cuente con un magnetómetro.

¿Cuáles son las potenciales aplicaciones de estos estudios?

Están íntimamente asociadas al desarrollo tecnológico y al estudio de problemáticas como el space weather. Uno puede analizar datos y, pero también construir instrumentos que vayan a bordo de satélites y hagan esas mediciones. Nosotros ya estamos en esa instancia: tenemos mucha experiencia en análisis de datos y estamos comenzando a trabajar con pequeños magnetómetros en nuestro laboratorio con el fin de que un día puedan ir a bordo, por ejemplo, de un nanosatélite.

Fuente: CONICET

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.