viernes, 3 de enero de 2020

Brasil y China pusieron en órbita el satélite de observación CBERS-4A

Sigue a continuación una noticia publicada el 21 de diciembre de 2019 en el portal Latamsatelital, destacando la puesta en órbita de un nuevo satélite por parte de la República Federativa de Brasil y la República Popular China, en el marco del programa de observación terrestre CBERS.

CBERS-4A LANZADO CON ÉXITO DESDE CHINA

CBERS-4A, el sexto satélite de observación de la Tierra del programa CBERS de cooperación entre China y Brasil, fue inyectado en órbita mediante un vehículo CZ-4B junto a ETRSS-1, el primer satélite de Etiopía y otras siete cargas secundarias.

Despegue del vehículo lanzador CZ-4B.

El satélite de observación de la Tierra óptico de resolución media CBERS-4A fue lanzado el 20 de diciembre desde el Centro de Lanzamientos Satelitales de Taiyuan, ubicado en la provincia china de Shanxi, mediante un vehículo CZ-4B. Junto a CBERS-4A fue puesto en órbita ETRSS-1, el primer satélite de Etiopía y otras siete cargas útiles secundarias, entre las que se encuentra Floripasat-1, smallsat de la universidad de Florianópolis, Brasil.

El Ministro de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones (MCTIC), el ex astronauta Marcos Pontes, el Presidente de AEB Carlos Moura, el Director de Proyecto AEB Paulo Barros, el Coordinador de la Misión Floripasat-1 Eduardo Bezerra y otras autoridades brasileñas, acompañaron el lanzamiento de los satélites del Centro de Lanzamiento de Taiyuan (TSLC) en China.

Para el presidente de AEB, Carlos Moura, fue un vuelo perfecto que cumplió completamente el perfil de la misión. “Las expectativas son las mejores posibles para el CBERS-4A, que continuará durante al menos cuatro años proporcionando imágenes para ambos territorios. FloripaSat es un ejemplo de ingeniería aeroespacial que puede producir productos pequeños y aplicaciones interesantes en el futuro. Es un mundo para explorar. Es la nueva tecnología, el New Space, que se pone en práctica”, dijo Moura.

Programa CBERS

CBERS-4A es el sexto satélite desarrollado a través de una asociación de 31 años entre Brasil y China. Según la Agencia Espacial de Brasil AEB, el Programa es una iniciativa entre ambos países que ha establecido un nuevo paradigma de cooperación. La convergencia de intereses para el desarrollo de la serie CBERS ha dado como resultado un modelo de cooperación exitoso, además de ser una empresa sin precedentes con tecnología espacial sensible.

Cuando CBERS-4A esté en pleno funcionamiento, los usuarios del sistema CBERS tendrán el doble de imágenes disponibles, ya que el satélite CBERS-4, lanzado en diciembre de 2014, permanece en órbita. Desde la implementación de la política de acceso gratuito a datos e imágenes del INPE en el año 2004, se han distribuido casi 2.4 millones de imágenes CBERS de forma gratuita a unas 20,000 instituciones del Brasil.

Satélite CBERS-4A.

La estación terrena, ubicada en Morro da Conceição, a unos 9 km del centro de Cuiabá, recibe y graba continuamente las imágenes transmitidas por los satélites de la serie CBERS. Los datos recibidos se transfieren al Centro de Procesamiento de Imágenes de la División de Imágenes del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) en Cachoeira Paulista para su posterior procesamiento y difusión a los usuarios finales.

Las imágenes CBERS-4A también se utilizarán en proyectos brasileros estratégicos, como el Programa de cálculo de la deforestación de la Amazonía (Prodes), que determina la superficie deforestada mensualmente en la selva amazónica. Desde 1988, el gobierno brasileño ha utilizado las tasas anuales de deforestación en la región para establecer políticas públicas.

Otro proyecto que utiliza imágenes satelitales es el Sistema de detección de deforestación en tiempo real (DETER), que evalúa la deforestación en tiempo real. El Programa actúa como un sistema de alerta para apoyar la supervisión y el control de la deforestación y la degradación forestal.

CBERS-4A, de 1.980 kg de peso, lleva a bordo dos cámaras brasileñas (MUX y WFI) y una china (WPM). MUX generará imágenes de 16 metros de resolución, con revisita cada 31 días. WFI tiene una resolución de 55 metros, con revisitas cada 5 días, mientras que WPM tiene una resolución de 2 metros en modo pancromático y 8 metros en tres bandas del espectro visible del espectro (Rojo-Verde-Azul). Debido a la altitud de la órbita, más baja que CBERS-4 actualmente en funcionamiento, las imágenes que generará CBERS-4A tendrán una mejor resolución espacial.

Según informó el INPE, la inversión realizada por Brasil para desarrollar CBERS-4A, y parte del segmento de Tierra para control, fue de 160 millones de Reales (USD40 millones).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.