viernes, 6 de noviembre de 2015

ARSAT en la tierra, en el aire y en el espacio

Sigue a continuación una nota publicada ayer (5/11) en el portal de divulgación científica U238, destacando el rol fundamental que desempeña la empresa estatal ARSAT en el área de las comunicaciones, conectando todos los rincones del extenso territorio nacional, ya sea por tierra, aire o espacio.

ARSAT EN LA TIERRA, EN EL AIRE Y EN EL ESPACIO

Por Nadia Muryn

ARSAT es una empresa del Estado Nacional, creada por ley en el 2006, destinada a brindar servicios de telecomunicaciones combinando infraestructuras terrestres, aéreas y espaciales. Su lema: “Conectando a los argentinos por tierra, por aire y por el espacio”.


Esta compañía, constituida como una sociedad anónima, tiene el 100% del capital accionario repartido entre el Ministerio de Planificación, Inversión Pública y Servicios (90%), y el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de la Nación, al que le corresponde un 2%.

En 2006, su objetivo original fue el conquistar y amparar las posiciones orbitales asignadas a la Argentina por la Unión Internacional de Telecomunicaciones con satélites desarrollados en el país. Un año después, se inició también en la operación y prestación de servicios sobre satélites alquilados y en 2014 logró, con resultados satisfactorios, concebir el primer satélite geoestacionario argentino, ARSAT-1.

Comandada por Matías Bianchi Villelli como presidente, la empresa argentina de soluciones satelitales prospera en sus proyectos, los cuales posibilitan el funcionamiento de distintas aplicaciones que se extienden a nivel nacional. Proveedora de servicios combinados, entre sus más grandes logros ARSAT implementó la Red federal de Fibra Optica, El Centro Nacional de Datos, y la plataforma tecnológica del Sistema Argentino de Televisión Digital (TDA).

Por tierra y por aire

En Argentina, el acceso gratuito a las tecnologías de la información es un derecho, por ello, desde el Estado Nacional se diseñaron diversas políticas públicas para garantizar la integración digital de todos los habitantes. La Televisión Digital Abierta (TDA) es una política pública que se propone garantizar el acceso universal y gratuito a la TV por aire en sus dos modalidades: terrestre y satelital. Como empresa de telecomunicaciones del Estado, ARSAT es responsable de la implementación, desarrollo e infraestructura de TDA.

Trasmite para señales de televisión digital en la norma ISDB-T, estándar adoptado por la Argentina y por la mayoría de los países de América Latina y el Caribe, que funciona como un servicio destinado a radiodifusores con licencia. La plataforma de ARSAT, denominada Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre (SATVD-T), cuenta con más de 80 Estaciones Digitales de Transmisión (EDT) distribuidas en las principales ciudades de todo el país, posibilitando la disponibilidad de la señal a más del 80% de la población a través de cobertura terrestre, y completa el 100% con cobertura satelital.

¿Cómo funciona? El sistema de Televisión Digital Terrestre (TDT) permite que las antenas digitales envíen la señal digital a los equipos receptores convirtiéndola en imágenes y sonidos que pueden ser mostradas en cualquier tipo de pantalla. Por otro lado, la Televisión Digital Satelital (TDS) es un sistema de transmisión y recepción de la señal de TV que se emite desde un satélite de comunicaciones hacia las antenas receptoras y tiene como objetivo alcanzar aquellas zonas de todo el territorio nacional que, por determinados factores geográficos o poblacionales, se encuentran fuera del área de cobertura de la TDT.

Sobre la base de la gestión de los planes de inclusión fomentados por el gobierno nacional, “Mi TV Digital”, “Mi TV Digital Satelital” y “Mi TV Digital Accesible”, ARSAT tiene como meta la inclusión digital de todos los argentinos, realizando la entrega e instalación de los equipos receptores en los hogares e instituciones destinatarias.

Por eso, si hablamos de conexiones, esta empresa estatal es experta en la materia. Concebida por una red troncal, que se extiende y organiza en 13 regiones geográficas, ARSAT implementa La Red Federal de Fibra Óptica, un sistema de transporte de datos seguro, estrategia que busca favorecer la extensión y calidad de la banda ancha a lo largo de todo el territorio nacional.

Esta red es la encargada de transportar el tráfico IP entre los puntos de acceso provinciales y el punto nacional de acceso, que se encuentra en las instalaciones que ARSAT dispone en la ciudad de Benavidez, partido de Tigre, donde convergen dicha red y las redes físicas de los principales operadores privados del país.

Destinada a sumar un total de 58 mil kilómetros de extensión, alcanzando alrededor de 2600 localidades que concentran a aproximadamente 36 millones de personas, es decir el 90% de la población total de nuestro país, La Red Federal de Fibra Óptica se hace presente en todas las geografías y paisajes autóctonos, con el fin de llevar Internet a cada rincón de la Argentina y de fortalecer la inclusión digital. Actualmente, funciona con un tendido de 35 mil kilómetros, equivalentes a un 60% de la magnitud total prevista para alcanzar.

Esta propuesta de ARSAT apunta a las empresas de telecomunicaciones, cooperativas y PyMES locales como fuente y suministro de servicios de última milla y de banda ancha minorista al segmento corporativo y de gobierno. Su funcionamiento es, además, complementario con la comunicación punto-multipunto efectuada a través del satélite ARSAT-1.

Otro de los grandes hitos alcanzados por la compañía es, sin duda, El Centro Nacional de Datos, que cuenta con una superficie total de 4200 metros cuadrados. Con certificaciones Tier III del UptimeInstitute y su estándar internacional ISO/IEC 27001:2013, además de la homologación a la Comunicación “A” 4609 del Banco Central de la República Argentina sobre gestión, implementación y control de los riesgos relacionados con tecnología informática y sistemas de información para comercializar servicios a entidades financieras, ARSAT ha fundado el data center más seguro del país y uno de los principales de América Latina.

Con una carta amplia de clientes, entre importantes instituciones y empresas del ámbito público y del sector privado, el centro brinda servicios de colocación de equipamiento (housing), alojamiento dedicado y compartido en servidores de ARSAT (hosting) y una amplia gama de servicios virtualizados en la Nube ARSAT (cloudcomputing).

Por el espacio

Lo que en un primer momento parecía una idea pretenciosa y extravagante, hoy el sueño de un satélite propio forma parte de los mejores avances en materia de tecnología e innovación realizado por la República Argentina. Este gran anhelo se concretó gracias a ARSAT, que tiene a su cargo el desarrollo del Sistema Satelital Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones (SSGAT).

Lanzado el 16 de octubre de 2014, actualmente en servicios en la posición 72° Oeste, el ARSAT-1, es un satélite de plataforma química bi-propelante, con una antena desplegable de dos metros de diámetro, que trasmite en banda Ku, logrando una potencia de alcance que se concentra en toda Argentina, e incluso, en sus países limítrofes.

Este satélite transporta señales de video y brinda prestaciones de televisión directa al hogar, de acceso a Internet para su recepción en antenas VSAT y de datos y telefonía sobre IP con igual calidad a todo el territorio nacional, incluidas las bases antárticas y las Islas Malvinas.

En comparación a otros de su especie, un satélite de telecomunicaciones como los de ARSAT, pesa 3 toneladas, orbita a 36 000 km de distancia de nuestro planeta y tiene una vida útil planificada de 15 años, además de cumplir con requerimientos estrictos de confiabilidad y de disponibilidad de servicio que estiman una vida útil mayor que la de un satélite de observación, los cuales pesan entre unos 500 a 1500 kg, orbitan entre los 200 y los 1200 km de distancia de la Tierra y tienen una vida útil prevista entre 3 y 5 años.

Los servicios del ARSAT-1 benefician particularmente a aquellos lugares que están alejados de los centros urbanos o que tienen baja densidad poblacional, que con la simple instalación de una antena de pequeño tamaño (VSAT) pueden ver televisión, navegar por Internet, emitir y recibir datos o realizar llamadas telefónicas.

Según la información suministrada por fuentes internas a la empresa, la construcción de su satélite hermano, el ARSAT-2, con fecha a ser lanzado en septiembre de 2015, ya ha finalizado y se encuentra en fase de ensayos ambientales y funcionales. Este ocupará la posición 81° Oeste, y trasmitirá en banda Ku y en banda C. Fabricado con dos antenas desplegables y una gregoriana, también de plataforma química bi-propelente, tendrá una cobertura capaz de extenderse a todo el continente americano. El satélite, que ofrecerá un ancho de banda de alrededor de 1.5 GHz y pesará 3 toneladas, será expulsado al espacio exterior por un cohete europeo desde la Guyana Francesa, el Ariane5, mismo lanzador que se utilizó para el ARSAT-1.

Conexiones nucleares

El avance logrado por la Argentina en los últimos 10 años en materia de desarrollo científico y tecnológico en el sector espacial con fines pacíficos es muy alto. Los vínculos entre INVAP, ARSAT y CONAE fueron claves en el proceso de desarrollo del primer satélite geoestacionario de telecomunicaciones.

Hace 37 años nacía INVAP S.E., gracias a un convenio entre la provincia de Río Negro y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), que desde su sede en Bariloche, diseña y construye equipos, dispositivos y plantas relacionadas con el sector nuclear, tecnología espacial e industrial, así como también equipamiento médico y científico.

Para el desarrollo de sus satélites, ARSAT, designó como contratista principal, nada más ni nada menos que a esta empresa de investigaciones aplicadas de alta tecnología. Se trató de una asociación fructífera que permitió capitalizar en un mismo proyecto el conocimiento de los técnicos e ingenieros de ARSAT y la experiencia aportada por INVAP en integración de satélites de observación de la Tierra de la CONAE.

Para la fase de ensayos ambientales, ARSAT e INVAP crearon en 2010 el Centro de Ensayos de Alta Tecnología (CEATSA), único en Latinoamérica capaz de realizar pruebas ambientales en satélites de esta magnitud. Desde el momento del lanzamiento, la Estación Terrena de ARSAT realizó la puesta en órbita, el control orbital y la prestación de servicios.

INVAP invirtió siete años y 1 300 000 horas/hombre en el armado de las naves. El ARSAT-1 se fabricó en casi siete años, pero su gemelo, el ARSAT-2, sólo demandó la mitad del tiempo. Actualmente, el satélite se encuentra en las facilidades del CEATSA, donde está siendo sometido a distintas pruebas de termo-vacío, que simulan las condiciones del espacio a nivel presión y temperatura.

ARSAT para toda la familia

Bajo la consigna “Futuro para siempre”, la feria de Tecnópolis cuenta, en esta edición, con un espacio dedicado especialmente a niños de entre 8 y 13 años, en el que pueden conocer, interactuar y entrar en contacto con el mundo de las telecomunicaciones.

Ya ingresando al extenso predio, ubicado en la Avenida General Paz y Avenida San Martín, se manifiesta imponente, a los ojos de sus visitantes, una réplica a escala del primer satélite que hoy viaja por el espacio, ubicado en el arco de ingreso. Unos pasos más adelante, el Centro de Interpretación del ARSAT-1 es el stand que invita a los pequeños curiosos a vivir la experiencia satelital.

Videos explicativos del satélite y su órbita geoestacionaria, un sector de videojuegos, modelos 3D y partes reales del artefacto son algunas de las posibilidades y herramientas con las que los chicos pueden jugar y aprender de este mundo satelital que tanto los conmueve y así formar parte de los hitos científicos recientes más relevantes para Argentina.

Un paso al futuro

Como toda gran empresa, su agenda se ve repleta de proyectos futuros, algunos más próximos que otros. Según fuentes de la compañía, este año se firmó un convenio entre la empresa argentina de soluciones satelitales y el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), para concebir por primera vez en nuestro país una plataforma de video en streaming nacional.

Aunque aún no se conocen muchos datos al respecto, se sabe que el proyecto implica una plataforma online de videos que apuesta a un contenido nacional y popular, porque ofrecería acceso a la base de contenidos del INCAA, pero también pondría a disposición de sus usuarios algunas producciones regionales.

Otra de las novedades con las que ARSAT sorprende a la audiencia es el nuevo convenio firmado a comienzos de julio entre la empresa y el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), en el marco de cooperación institucional que contempla la inclusión de señales de las universidades nacionales en la plataforma tecnológica del Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre (SATVD-T).

La Universidad Nacional del Litoral (UNL), La Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) y La universidad Nacional de Villa María (UNVM) son las instituciones firmantes cuyas señales utilizarán, respectivamente, las estaciones digitales de transmisión (EDT) de la plataforma de la TDA ubicadas en Villa María, Río Cuarto y Santo Tomé.

De esta forma, ARSAT continúa ampliando la oferta de señales disponibles en la plataforma terrestre de la TDA y concibe que ARSAT brinde al CIN servicios satelitales de streaming, de señales y de procesamiento de información y demás accionar técnico-profesional en el área de tecnología informática y telecomunicaciones.

A futuro, como afirman desde la institución, ARSAT ya se encuentra trabajando en el diseño de una plataforma híbrida para sus satélites. Actualmente, los satélites ARSAT-1 y ARSAT-2 utilizan plataformas químicas, pero se está trabajando en la evolución de su plataforma satelital para alcanzar un satélite híbrido con propulsión química y eléctrica de manera tal que se lleve adelante un diseño optimizado que permita duplicar la potencia.

“Este diseño optimizado, permite dedicar más peso a la carga útil, que es el instrumental que el satélite necesita para cumplir su misión, que en el caso de los satélites de ARSAT es telecomunicaciones (por ejemplo, antenas), lo que lo vuelve un dato muy atractivo para los mercados internacionales”, así aseguran desde ARSAT.

La empresa también anunció que el ARSAT-3, el cual se encuentra en fase de diseño, será un satélite en banda Ka y tendrá cobertura de la Argentina continental por spots, lo que permitirá multiplicar frecuencias y ancho de banda para mejorar los servicios de Internet satelital, de forma complementaria a la Red Federal de Fibra Óptica (REFEFO) que se encuentra en despliegue.

Con su capacidad de combinar herramientas, brindar servicios e implementar avances tecnológicos, que fomentan y favorecen la integración y comunicación digital del país, ARSAT continúa en ascenso y sigue ganando soberanía en el terreno de las telecomunicaciones argentinas.

Fuente: U238

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.